Grupo Secoex, contratado por la UTE Metro Estaciones formada por las empresas constructoras ACCIONA y SANDRO, participa en el proyecto con el diseño y la instalación del sistema de protección contra incendios.

Las obras del Metro de Málaga en las líneas 1 y 2 del tramo de Guadalmedina-Atarazas avanzan con las últimas actividades de la fase de infraestructura y urbanización en la que se incluye la instalación de protección contra incendios (PCI) llevada a cabo por el Grupo Secoex.

El tramo Guadalmedina-Atarazas, con una longitud aproximada de 1.062 metros, cuenta con dos estaciones, cuatro salidas de emergencia, dos pozos de ventilación y todas las instalaciones necesarias para la operación del servicio de metro. Asimismo, la estación de Guadalmedina cuenta con un vestíbulo y dos andenes; por su parte, la estación de Atarazanas, ubicada en la mitad de la Alameda principal, tiene un vestíbulo y andén 1.

El diseño e instalación de este sistema PCI llevado a cabo por el Grupo Secoex, cuenta con un conjunto de medidas adaptadas a las peculiaridades del ferrocarril subterráneo y atendiendo a los riesgos concretos que pueden presentarse en este tipo de instalaciones. Para ello, dicho diseño cuenta con la instalación de bocas de incendio equipadas con un grupo de bombeo independiente para cada una de ellas, protección mediante agua nebulizada de los cuartos técnicos y escaleras mecánicas, hidrantes exteriores, detección de incendios puntual mediante aspiración en determinadas zonas, sistema de alarma manual y megafonía de evacuación. Asimismo, a lo largo del túnel está previsto que se instale una red de columna seca con bifurcaciones a ambos lados de la vía en todo su recorrido.

Este proyecto realizado para la Agencia de Obra Pública de la Junta de Andalucía está previsto que finalice a finales de noviembre de 2021.

Instalación al detalle

La instalación de agua nebulizada se compone de un colector de diámetro 30 mm que transcurre por cada estación y a partir de la cual se distribuyen ramales de 16mm y 12mm a cada uno de los riesgos protegidos. Además, el sistema cuenta con un equipo de bombeo y un depósito de agua.

Por su parte, para las escaleras mecánicas se realizará la instalación de un sistema de tubería seca por lo que, desde el equipo de bombeo hasta las válvulas selectoras ubicadas en cada uno de los riesgos, la red estará cargada con agua a presión de aproximadamente 30 bar. Así como el resto de la instalación, desde las válvulas hasta las boquillas nebulizadoras abiertas, está diseñado con tubería seca.

Para los cuartos técnicos, se ha diseñado un sistema de tubería húmeda por lo que desde el equipo de bombeo hasta las boquillas nebulizadoras estará cargada con agua a presión de aproximadamente 25-30 bar.

Finalmente, la detección de túnel se realizará mediante la unidad analizadora con cable sensor de fibra óptica en lazo abierto, que proporciona una cobertura de detección lineal y continua capaz de detectar de forma simultánea y precisa en cientos de puntos el calor o los incrementos de temperatura y sensor de fibra óptica F.O., con inmunidad interferencias electromagnéticas EMI.